lunes, 24 de octubre de 2016

La increíble historia de la bebé que ha nacido dos veces


Foto: (Lynlee Boemer/Texas Children’s Hospital)

Lynlee Boemer solo tiene unas semanas de vida, pero ha pasado por una experiencia que pocos seres humanos han experimentado: ha nacido dos veces. Esta pequeña, que vive con sus padres y con sus tres hermanos en Texas (Estados Unidos) deberá celebrar su cumpleaños dos veces.

Su primer ‘nacimiento’ se produjo cuando era un feto de solo 5 meses. En un chequeo rutiniario, los médicos encontraron algo en ella que no les gusto: una mancha negra situada en el coxis. Tras varios escáneres, los peores pronósticos se confirmaron. Lynlee estaba desarrollando un tumor llamado teratoma, y debía ser extirpado inmediatamente para que no provocara daños en su pequeño cuerpo.

La única manera de operar un feto consiste en sacarlo del vientre de su madre con extremado cuidado, realizar la cirugía y devolverlo al lugar en donde estaba. Y eso es lo que hizo el equipo médico del Hopital Pediátrico de Texas. Muchas veces, los teranomas se extirpan cuando los bebés nacen. Pero en el caso de esta pequeña el tamaño era tan grande que era necesario intervenir de manera inmediata.

Operar un feto es una acción alto riesgo que solo se lleva practicando desde hace 20 años. Y casi siempre se realiza con la criatura dentro del vientre de su madre. Por eso el caso de Lynlee es tan impresionante. 

“Los médicos vieron algo en el escáner y nos dijeron que era realmente serio”, asegura Margaret, la madre de Lynlee, en una entrevista concedida a la CNN. “Y estábamos asustados porque no sabíamos a lo que nos enfrentábamos”.

El teranoma es un tumor que se da en uno de cada 70.000 nacimientos. Lo habitual es que el problema desaparezca una vez extirpado del cuerpo de niño y que no vuelva a reproducirse ni tenga ningún tipo de influencia en el desarrollo posterior del niño.

“Descubrieron el tumor cuando tenía 12 semana, y en un primer momento pensaron que debían esperar al parto para realizar la operación. Pero a las 23 semanas descubrieron que el tumor estaba afectando seriamente a su salud, por lo que decidieron operar”, recuerda Margaret en el mismo medio.

La intervención solo duró 20 minutos desde que abrieron la tripa de la madre -como si fuera una cesárea, hasta que la cerraron de nuevo. El único problema que se dio fue que el corazón de la pequeña ralentizó su ritmo, pero nunca corrió peligro de morir.

La operación de Lynlee fue un éxito, pero precaución los médicos pidieron a Margaret reposo total desde que encontraron el problema. Así que desde las 12 semanas que fue operada hasta las 36 que dio a luz, la mujer estuvo en cama.

Cuando Lynlee nació por segunda vez, tuvo que volver a ser operada con 8 días de edad para limpiar la zona en la que se encontraba el tumor. Desde entonces, su salud es perfecta y se desarrolla como una niña normal. Lo único que la diferencia de las demás es que va a tener que celebrar dos veces su cumpleaños durante el resto de su vida.



Fuente: WTB

Sobre Cosas Buenas

Secretos de Jeann

Moderador

Buscando siempre darte palabras alentadoras.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 

Cosas Buenas | Frases Inspiradoras © 2016

Designed by Templateism.com, Plugins By MyBloggerLab.com